domingo, 11 de julio de 2010

Él

Él habita un lugar que se traduce en noche
una noche tan negra que borra los colores
y sopla en su silencio intentos de expresión
dejando sólo un tiempo infinito...
No es la nada
es vacio de anhelos, de vida, de añoranzas
Es Él
fondo
infinita distancia
inalcanzable certeza, profundidad en calma
No se deja apresar y así rapta mi alma
no se deja tocar porque envuelve esta vida
siempre está más allá sabiendo cada cosa

No se deja decir ni comulga en los sueños
a los que aparta el fuego fundido en su mirada

Facilita mis pasos en señales remotas
que van apareciendo en un largo camino...
son regalos llegados en las piedras preciosas
En los rayos Me hace
rayos noches y auroras!
Es un dios allí está: Al final de los fines
Siento que es mi verdad mi sentido mi origen

Sólo puedo saberlo cuando dejo que irrumpa
y me entrego aceptando mi torpeza y mis dudas
Sólo puedo buscarlo y esperar sin recuerdos
sin relojes ni espacios
entrando en el no tiempo

Él... aproxima los pétalos de un jardín olvidado
son marcas en mis ojos
alegría en mis manos
Hace en mi corazón un diamante que crece
desterrando mi miedo, definiendo mis actos

Él alienta mi canto
en un idioma nuevo que aún no se ha expresado
Sólo puedo saber que siempre está a mi lado
que detrás de mi yo, detrás de lo que creo
Él me sabe y me cuida en su arte Sagrado.



11 comentarios:

  1. Pues qué buen amigo tienes. Cuídale mucho y El te cuidará a tí.

    Besos cantados

    ResponderEliminar
  2. Ardaire, me dejas impresionada... parece que has entrado en mi vida y has escrito algo de ella.
    Pero lo que importa: bellísima poesía llena de entrega y grandeza.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Él me cae bien.
    Me resulta familiar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hermosas y profundísimas letras, y como dice el Sr. Toro, a mi también me resulta familiar. Tal vez a mi me ha dado otro nombre, pero seguro que es el mismo.

    Bellisimo!!! Un abrazo grande Ardaire!!!!

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilloso encuentro con Él, linda Ardaire...

    Me alegra haber llegado a tiempo de presenciarlo, a pesar de que últimamente no dispongo de tiempo apenas para visitaros y "estar al día"...

    Precioso tema, que potencia ese encuentro!

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  6. todos tenemos un "él" yo lo tengo y lo amo. buena nota, saludos.

    ResponderEliminar
  7. Cualquiera sea su forma.... y su nombre... los signos de lo sagrado estan escritos en ti, y veo como los encuentras... sigue buscando, hay mas.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que ese EL te acompañe siempre mi querida Ardaire!
    Dichosos los que pueden contar con alguien que sea motivo de tan bellas palabras hechas poesía!
    Te abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  9. El debe sentirse muy orgulloso por tenerte a tí.
    Mil besos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  10. Ardaire,tengo problemas con el ordenador,tarda mucho encargarse y además ,me ausento por la salud de un familiar muy cercano.Regreso después de verano y espero encontrate.
    Mil besos.

    ResponderEliminar