miércoles, 5 de diciembre de 2018

Mil flores

Hay mil flores en tu cara
niña hermosa
mil flores que se disparan
para formar una rosa
Y tú que jugando vas
por los jardines
tú que le cantas al agua
en la alameda
hay pétalos de cristal
y tú hueles a jazmín
cual azucena
Le preguntas a la noche
cuánto tarda
pero la noche se calla
porque es sabia
tú no debes esperar sin esperanza
tú no debes tener prisa
porque todo está en el cielo
y en la tierra, si tú danzas.

Quería llegar a ti

Atravesar la noche es salir de un tiempo encadenado para llegar al tiempo de los dioses.

Quería llegar a ti
me estaba buscando
tenía la sospecha 
de que estabas ahí
más allá de mis ojos
a mi lado
Gracias...

Uno

Acércame la brisa
llévame a contemplar
la irrupción del principio
fundida en tu mirar
aleja las distancias
Llega,sácame de la cáscara
suspéndeme en la dicha
prolóngame en el alba
Dame toda tu fuerza
lucero matinal del fondo de mi alma
llévame a tu lugar
qué la vida despierta
qué la vida te canta.

Diosa

Qué mortal no querría
arrojarse a tus brazos!
Diosa mía
Diosa de las entrañas
Luz del día!

El día del sol

Es el día del sol
así te vi
despertando las ramas
de un antiguo poema
escrito en tu memoria
una historia de amor
aun sin concluir
una búsqueda abierta
que recorre la historia
y marca el porvenir
un tejido de luz
en un nuevo universo
que siempre estuvo ahí
a la puerta del río de la vida
en la gota pequeña de rocío
en la chispa del fuego que te abriga
en la piedra violeta del camino
un abrazo sin fin
que te saca del tiempo del olvido
y te dice que sí
Tú te giras y saltas y caminas
por praderas de verde cristalino
es el sol, cambiado en su textura
transformado en sol multicolor
es la estrella, posada en tu figura
es la brisa suave del amor...

La magia de lo posible

Mi estrella danza en mi alma
yo la sigo
ella me enseña los pasos necesarios
para romper la ilusión y sus fracasos
Me señala un horizonte libre y fresco
un lugar aventurero, siempre abierto
La eternidad es creación...
mi estrella trae el futuro
trazando una dirección
la del amor más profundo
y la más honda intención.

Asomada a las estrellas

Quise llegar
asomarme a los misterios
explorar las estrellas
sus señales en la noche
atravesando el cosmos
como hilos dorados
tallando un mapa
lanzando una flecha
apuntando hacia la grandeza
así las vi
juntando mi alma con el universo amplio
así las vi
y llegué a la puerta
y en la entera conmoción de cada átomo
así las vi.