domingo, 2 de octubre de 2016

Aprendiendo la luz

Es el hilo de la fuerza 
el cable de la esperanza
la mirada que despierta
y es el corazón que canta
No puede tejer la luz
más que alegría en las venas
ni puede la vida misma
sino romper sus cadenas
Alargar la comunión
y que se exprese el milagro
tomar el hilo del sol
danzando tiempo y espacio.



3 comentarios:

  1. Quièn pudiera tomar el hilo del sol así.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos podemos, pero hay que insistir...Besos

      Eliminar
  2. Debemos conectar de nuevo nuestro ombligo a las estrellas... dejar que la luz nos nutra, para poder ver con claridad... descubrir los soles que nos habitan... para conocer y conocernos...

    Abrazo

    ResponderEliminar