jueves, 3 de marzo de 2016

Gracia mayor

Al abrirse la puerta del alma
en su interno paisaje profundo
se revela la vida añorada
el encuentro con el propio mundo
Lo que siempre se anda buscando
se desvela en la luz más clara
la alegría resurge en la fuente
y los cielos acercan sus ramas
Es posible en un rapto consciente
alcanzar la llamada del sol
dar la vuelta en su esfera candente
para entrar en su casa interior
Conocer un viaje en el tiempo
alargar la mirada al origen
encontrar el lucero del centro
que viviente se acerca y te dice
una frase clara
que salta en burbujas
que sopla en el aire
que aleja lo denso
Una luz suave de alegría y viento
que marca un comienzo
un principio grande donde vivir dentro
en una aventura distinta y constante
para que tu aprendas el posible arte
de saber qué quieres y saber tenerlo
de insistir constante, en cada momento
Tomar el secreto de la flor dorada
tejer el futuro, proyectar el puente
corriendo sin peso, despreciar la nada
y así, solamente
querer lo que amas.












2 comentarios:

  1. Es difícil sincronizar el camino interno con el camino externo, pero cada paso que damos en plena consciencia nos acercamos más a esa sincronización... si lo logramos, la armonía se hace compañera inseparable de nuestra vida y de nuestro caminar...

    Abrazo.

    ResponderEliminar