domingo, 28 de junio de 2015

Caminaré

Caminaré lo que sea preciso
caminaré volando
me acercaré a la puerta
que guarda los misterios
y soplaré tu nombre en largo canto
Me adentraré en la noche terciopelo
siguiendo tu mirada
respiraré la brisa y saltaré
las olas espumadas
Caminaré regiones ignoradas
por hilos invisibles
dejaré que me guíe la verdad
mientras mis manos danzan
Correré las montañas, subiré
junto a las nieves puras
y cuando el sol se acerque
le daré la luz de mi fortuna.

jueves, 25 de junio de 2015

El cielo

El cielo me espera porque yo lo espero
el cielo se acerca cuando yo le miro
recorre distancias y camino siglos
le encuentro ahora mismo
se parte el segundo
se abre la ventana
el cielo ya llega.



miércoles, 17 de junio de 2015

Nacer

Romper el cascarón de la prehistoria
y salir a la luz del día radiante
emerger como diosa de las aguas
cristalinas y puras
Encontrar el recuerdo renacido
de aquel mar lejano y olvidado
que ahora vuelve en colores y sonidos
con las velas flamantes de esperanza
que imaginan los niños en su faro
 Nacer resucitando la alegría
del taller perfumado de la vida
en su etapa de oro
y tocar la madera noble y clara
de la eterna morada
Pedir al sol un hilo y ascender
a cantarle al oído
la figura querida y añorada
cuando todo ya encuentra el  paraíso
y la tierra ya brilla iluminada.

sábado, 13 de junio de 2015

Vuelve la hierba

Vuelve la hierba y crece
se agranda la verdad, semilla pura
expansión de sentido trascendente
radiante amanecer de vigor esencial
leve y profundo
Amar es pues, crear un puente firme
sostenido en la gracia del mirar
desde el sentir que vuele
dejando atrás, como residuo
la oscuridad del tiempo que no quieres
Ya crecen las espigas en la tierra que antes visité
el viento las eleva hacia las altas cimas que se extienden
caminos de esperanza verde y sal
aromas de montañas compañeras
Una historia real pero invisible
desarrolla su entera libertad
deseándose libre.




sábado, 6 de junio de 2015

Sagrado encuentro

Viento de mil colores
cortina de arco iris que atravieso
un camino de flores
donde los pies sin peso
bailan sueltos, descalzos
para besar la noche
Donde acaba la tierra surge el cielo
un mapa constelado
desplegando la página primera
¡origen añorado!
Y la lejana estrella pronto llega
un dios iluminado
me sonríe en las páginas del tiempo
Sé que me he enamorado
de su larga mirada redentora
es mi guía y mi amado 
El que en la oscura noche trae la aurora
el que rápido acude a mi llamado
alegrando los ríos y las olas
El que llega de un punto tan lejano
que sabe el universo en ese instante
en que me ha confirmado
que mi canto giro por las galaxias
como un baile de flores
que atravesó milenios, partió rocas
y fundió las cadenas en colores.