jueves, 28 de octubre de 2010

Canto I

Porque mi corazón abraza la distante estrella
mis pasos no se caen.
Porque elevo los ojos cuando llega la noche
y busco en el silencio la música que late
puedo seguir andando.
Porque presiento un mundo escondido en las formas, no me atrapa el cansancio.
Porque respiro el aire dorado de los cerros, las sombras no me siguen.
Porque curo mi herida con mi propia saliva mientras sigo corriendo, el frío no me tumba.
Porque conozco el miedo pero no soy su hija.
Porque conozco el llanto pero no me lo creo.
Porque sólo el amor de la libre sonrisa acompaña este vuelo.

jueves, 21 de octubre de 2010

Era de noche

Era de noche y el cielo se rompió
el mar se abrió insondable de alquitrán impenetrable
un farol suspendido a la deriva flotaba en una callejuela apenas dibujada
su débil y fría luz temblaba por el viento
y allí yo vi caer las lágrimas de una historia muy larga
hacia adentro
hacia el fondo del mar oscuro e impasible.
Era una lluvia de siglos repitiendo
la agonía de vidas incontables
la desesperanza de corazones presos en un tiempo
una historia muy larga.
Y después de la lluvia y del mar
llego el desierto.
Al fondo de la caverna un lejano punto de luz se acercaba
y aquella noche atravesé muros
y vi nacer el sol
mientras se alzaba mi sonrisa jugando con las aves.


(Sí, todo esto es la vida en esa esfera
no es tan plana ni nada permanece, todo cambia.
Sólo pido que no olvide jamás que lo que vivo
lo que siento y lo que temo sólo son una parte
no la totalidad).

domingo, 10 de octubre de 2010

Jardín escondido

Oye mi voz que llega
es apenas un hilo
una onda que vuela jugando con las hojas
te despierta un suspiro que le canta a la estrella
y tocando tus dedos te viste de amapolas.
Yo me acerco a tu oído
te recito tu nombre
y recojo los oros en la espiga de trigo.
Te amanezco en mis sueños
te perfilo en mi noche
te retengo en mis ojos
y aprendo a ir contigo.
Te respiro en los pétalos carmesí de la rosa
en las vides moradas
en el sereno olivo
en el bosque de nobles y ancestrales amigos
en el humo que marcha señalando tu norte.
Yo te aspiro en tu pelo te recorro y te sigo
por las líneas que muestran un camino de siglos
y tu aroma es recuerdo profundo y escondido
tu mirada es el mundo que yo siempre he querido.

domingo, 3 de octubre de 2010

Ausencia

De tu ausencia esclava vivo
corriendo en espejos vanos buscando tocar tus manos
tras los vidrios empañados de mil trescientos suspiros
yo persigo en cada noche faroles de tiempos idos
nubes de sombras y pájaros
que se alejan al olvido.
Espero llorando en charcos que se convierten en ríos
mensajeros de mis cantos
¿llegarán a su destino?
Esa duda es mi prisión y así es, porque he nacido
pero sé que me sonríes en ese lugar que existo
sé que recoges mi oro
donde brilla el paraíso
Por tu ausencia pongo en marcha ruedas de sueños y nidos
en altas verdes ventanas
te dibujo y me resisto a dejar esa mañana que me invento
mientras sigo
sabiendo que yo no puedo resolver el acertijo
Tu presencia es luz suave que despoja mis vestidos
como una brisa en el alma me va mostrando un destino
Eres tú, ángel llegado
venido a mi corazón
te veo arquero y disparas certeza en flechas de sol
que queman la noche larga de tu ausencia
en mi ilusión.